Una relación de amantes llevada al máximo

Este es mi primer relato. espero que les guste

Filtrear contigo, es una de las partes fvoritas de mi ocasional dia. Y me refiero a que ya no lo hago tan seguido, te debo respeto ante todo.

Pero en verdad a veces no lo puedo evitar.

Y lo que empieza con un simple hola casual, con un mensaje solo para saludar, se convierte en una conversacion de lo mas pervertida. Y me encantas por que solo contigo puedo charlar asi. En persona y por mensaje. Tienes ese algo!!

 Me sorprende tu ultimo mensaje.

 “Ya llegue”

 Se me escapa un pequeño grito que es mezcla de sorpresa y alegria tambien. Estaba completamente convencida que ibas rumbo a tu casa!!

 Diosss!! ¿es que acaso pretendes volverme loca? Yo tratando de portarme lo mejor posible, en lo que cabe claro esta, yo se bien que ni siquiera deberia mandarte mensajes, pero heme aquí. Mis manos tiemblan de nervios.

Estoy emocionada, crei que no te tomarias la molestia en venir.

 Corro a observar la calle y aun no veo tu carro.

 Asi que me tomo el tiempo de acomodar un poco y cambiar la musica. Poner algo que te guste, corro a la habitacion y saco la bolsita de terciopelo que contiene tu regalo, el objeto por el cual haces acto de presencia aqui el dia de hoy.

No se si guardarmelo en el bolsillo de atrás del short o dartelo cuando llegues, estoy mas nerviosa aun.

 Me asomo de nuevo a la calle, veo tu carro hacercandose.

 Decido dejar la bolsita a un lado, en algun momento me la pediras o yo te la dare, no lo sé, ya veremos.

Una ultima vez me asomo a la ventana, estas bajando del carro.

Y como siempre me sucede, justo antes de verte, me muero de nervios, respiro profundo y salgo a recibirte antes de que toques a la puerta.

Te sonrio y te ayudo con tus cosas para que entres a casa. Sonriendo, agitada y esperando que no lo notes.

En cuanto cierro la puerta, apenas cruzamos unos cuantos “Hola”, el clasico “estas loca”, “estamos locos” y ya me estas besando y acariciando. Me pegas con decision a ti, para que me de cuenta de lo exitado que estas, no era necesraio, pude verlo en cuanto abri la puerta. Y era inevitable, pues se marcaba claramente en tu entrepierna.

Pero aun asi agradezco la cercania, porque me encanta besarte, y me encanta tocarte.

 Creo que nunca te he dicho claramente que me tienes a tu disposicion absoluta con solo tronar los dedos.

O tal vez si lo he hecho.

 Me arrastras hasta la habitacion, entre besos y caricias, tu lengua saborea mis labios mientras con gran maestria abres la puerta de mi habitacion sin ver, que bien conoces mi casa, y me hacercas hasta la cama.

Me gusta que me toques, me encanta que me masajees los cenos, que busques mi humedad.

Que gratificante es sentir que me muerdas el cuello mientras te deshaces de mi blusa, y que bajas besando mis pechos mientras vas bajando el short que traigo puesto. Y yo estoy desabrochando tu cinturon, quiero ver tu miembro, quiero sentirlo en mis manos.

 Me gustas tanto.

 Hoy estoy mas alta que tu pues traigo tacones, pero parece no molestrate, incluso creo que quedé a mejor estatura justo ahora. Te bajo el pantalon y me acunclillo para meter tu fabuloso pene en mi boca. Tenia tantas ganas de saborearlo, de acariciarlo con mi lengua, asi que me deleito observando tu reaccion mientras te como.

 Me pongo de pie de nuevo para que continuemos con esto.

Recorres mis cenos y mi vientre con una mano mientras con la otra me tienes sujeta de la cintura, llegas a mi vagina que ya esta totalmente humeda por tus anteriores mensajes y por tus recientes caricias, me gusta que deslices tus dedos dentro de mi boca para que pueda saborear mi propio sabor, lo haces de nuevo, metes tus dedos en mi interior y despues en mi boca, te gusta mi reaccion a todo lo que haces.

A mi igual.

Eres tan apuesto y tu actitud te vuleve poderoso ante mi.

Me traes loca!

Tu mirada esta haciendo que me exite aun mas.

Me recuestas en la cama y bajas rapidamente a saborear mi intimidad .

Eres la gloria!

La bolsita de terciopelo esta sobre la mesita de noche a lado de mi cama y la tomas con decision. Con una mano me masturbas y con la otra estas abriendo la bolsita.

Por fin sacas tu pequeño regalo. Obvio tu ya sabes que es por que ya te habia enviado una foto de el.

Es una joya anal, me la muestras mientras media sonrisa se cuela en tus labios solo por unos momentos.

Y la lubricas con mi propia humedad. Estas listo para hacer uso de tu regalo y puedo verlo en tus ojos.

No se como explicar esa mirada, me cautiva, me exita sobre medida, pero no se como explicarla.

Y la introduces en mi ano, poco a poco, jugando con ella, sin obligar demasiado, eres todo un experto en esto, no me lastimas para nada y me está gustando mucho.

Y todo se vuelve sensasiones para mi. Dejo de ser dueña de mis actos y me entrego con total locura a ti.

“Haz de mi lo que quieras” y dejo de pensar. Solo quiero seguir sintiendome asi.

Una vez que la joya ya esta completamente adentro de mi, juegas con ella un poco y aquí viene lo bueno, te preparas para penetrarme y jodeeer que rico te siento.

 Subes a la cama conmigo, me manipulas con tanta facilidad.

Y te escucho preguntarme con tu voz grave de exitacion “¿porque no puedo resistirme a esto?” yo solo sonrío. Y sé que te refieres a que estuviste casi convencido de no aparecer hoy por acá.

Pero llegaste. Supongo que se debe a que te gusta esta aventura tanto como a mi.

Puedo sentir la joya con toda claridad mientras tu entras y sales con fuerza.

Me pones de lado y continuas, una mano en la joya y tu pene penetrandome sin piedad, te inclinas para morder mis pezones, tu si sabes lo que me gusta.

Me besas y con la punta de la lengua saboreas mis labios.

Por fin me pones en cuatro. Mi posicion favorita y la tuya tambien parece ser. Es mas facil para ti jugar con la joya en esa posición. La jalas y la mueves sin sacarla completamente.

Mis piernas tiemblan, estoy cerca del orgasmo, uno de los mas deliciosos de mi existencia. Siento las olas de placer invadiendo mi espalda y me retuerso y busco que me sigas penetrando con profundidad mientras disfruto del placer que me provocas.

Me tiras una vez mas en la cama y me jalas hasta la orilla, es mas comodo para ti, y continuas haciendo tu magia.

Me penetras mientras la joya sigue dentro mio y tus deliciosas manos masajean mi clitoris. Sacas tu pene y lo paseas por mis labos vaginales, me pegas con el y se siente tan exitante. Algun dia voy a desmayar por todo lo que provocas en mi.

 Me gusta mucho observarte, tus gestos son tan claros, siempre tan fuerte, tan empoderado.

Dejas de penetrarme y me pides que me hacerque a ti, que te coma, quieres terminar en mi boca. Que declicia!!

Sin dudarlo bajo inmediatamente de la cama y me acunclillo para comerte. Y es mas delicioso aun porque no solo es tu sabor sino el mio tambien, fascinante combinacion.

Te miro mientras te aprisiono con mi boca, es una prespectiva diferente que tiene su encanto, verte desde esa posicion. Sentir tus dedos entre mi cabello, imponiendo el ritmo que quieres sentir.

Tomo tu miembro con una mano y mientras lo saboreo tambien acaricio tus testiculos y tus nalgas que son objeto de fantasia de muchas mujeres a las que ambos conocemos….si supieran morirían de envidia. Pero lo que sucede entre nosotros no lo puede saber absolutamente nadie.

 Veo en tu expresion que estas cerca, acelero el ritmo. Y lo consigo, el sabor de tu semen me invade, tiene un sabor tan particular que me encanta y asi ha sido desde la primera vez que lo probe. 

Delicioso manjar.

No dejo que se derrame nada.

 Asi termina nuetra sesion.

 Me siento en la cama, mientras me acaricias y me besas por unos momentos mas.

Observo como comienzas a vestirte y se me antoja esconder tu ropa para que no puedas continuar , me gusta observarte desnudo.

Me levanto y te abrazo de espaldas, la posicion en la que estas me gusta, puedo sentir tus nalgas en mi vientre, tus brazos fuertes los acaricio con dedos timidos y beso tus hombros, eres un dios para mi, ojala te dieras cuenta de eso, pero tu no puedes saber todo lo que pasa por mi cabeza en esos momentos, quiero tirarte en la cama y montarte hasta hacer que te vengas de nuevo, hasta alcanzar una vez mas el orgasmo, quiero empujarte para que te recuestes en la cama y pueda volver a comerte, devorarte a mordidas, a lenguetazos y a besos.

 Pero no lo hago, se que llevas prisa, ya lo habias mencionado en tus mensajes.

 Solo te beso la espalda, y disfruto del sabor salado de tu piel, siempre seras apetecible para mi, estas quieto y me miras por encima de tu hombro, y ese gesto, por extraño que suene, me gusta mucho, te hace ver tan elegante, buscas mi boca para devolverme el beso.

 Continuas vistiendote y decido dejarte tranquilo y hacer lo mismo.

 Me muero por ti, y por tenerte por mas tiempo, pero me obligo a dejarte ir.

Esperando con ansiedad la proxima ocasión en que puedas escapar a tu tan comprometida vida para estar estos momentos conmigo.

Y ni siquiera te has ido, pero sé que no tardas en hacerlo asi que ya te estoy extrañando. Lo siguiente es un beso de despedida, verte subir a tu carro y aceptar que te marchas.

 Hay una serie de palabras que siempre se quedaran atoradas en mi garganta. De cualquier manera, de nada servirian si te las dijera…..