Primera vez con un hombre que me triplicaba en edad ¡Me desvirgo!

Manuel se había convertido en mi padrastro, sin habérmelo imaginado un dia llego a casa se instaló y comenzó a vivir con mi abuela, una mujer de casi 50 años, yo nunca le había conocido una pareja, siempre la vi sola y me acostumbre a eso. Era una mujer sencilla, con belleza natural y exotica, pelo negro, largo y ondulado, a pesar de su edad y de los golpes de la vida mantuvo muy buen tipo, tenía ojos rasgados y una boca muy sensual, era muy atractiva, cuando salíamos al pueblo los hombres le decían cosas, a veces además de halagos eran comentarios morbosos. pero ella ni puto caso.

Cuando Manuel llegó a vivir con nosotras ella me dijo mira Laurita Manuel es mi pareja y hemos decidido vivir juntos, de ahora en adelante Manuel vivira aqui como mi marido.

A mi casi me da algo, senti q la cara se me puso roja de la rabia. Yo no salía de mi asombro Queeeee dices, como q tu marido?. Pero abuela yo no estoy de acuerdo y empecé a llorar a refunfuñar, hice una pataleta descomunal, llore, grite le dije q escogiera entre El o yo.

Mi abuela dijo mira Laurita yo siento q te moleste esto pero no te estoy pidiendo permiso o aprobación asi q te calmas y lo aceptas o te jodes.

Mire a Manuel con tanta rabia… (Las ocasiones en las q Manuel había venido a verme, eran cuando ella estaba fuera por varias horas, ya me quedaba claro q El sabia de primera mano cada paso q ella daba, por eso siempre aparecía en casa cuando yo estaba sola. Manuel no me había desvirgado pero cada vez q venia a verme, me comía con su boca de pies a cabeza, me daba lengua por todos los rincones de mi cuerpo, yo adoraba lo q me hacia sentir cuando me chupaba el coñito, me lo hacia tan rico mmmm. El por su parte generalmente se corria mientras yo se la mamaba y lo q mas le gustaba era q yo se la chupara hasta el final y q me comiera su leche.)

Cuando Manuel decia q pronto estaría cerca de mi, nunca me imagine q llegaria a casa como mi padrastro o abuelastro mejor dicho.

En fin q mi abuela me dejó muy claro q ella estaba enamorada de el y q me gustara o no, tendría q aguantar q viviera con nosotras y además según ella respetarlo. La verdad pensé en contarle lo q pasaba con El pero me contuve.

Con los días mi rabia fue bajando y me fui calmando un poco, yo mantenía con ataques de celos, a Manuel lo mandaba a la mierda cada vez q me queria hablar, no le dirigia la palabra, ni siquiera lo miraba, no le daba la oportunidad de estar a solas conmigo, lo evadía todo el tiempo, solo mantenía cortas conversaciones cuando mi abuela estaba presente, con frecuencia lo dejaba con la palabra en la boca.

Manuel un dia me dijo Laurita llevo mas de un mes aqui y tu no me diriges la palabra, yo esto lo hice por ti, – Que dices una mierda por mi. Si por mi, tu duermes todas las noches con mi abuela y te la follas entonces al final tengo q darte las gracias, Manuel uds no me dejan dormir, la cama no para de hacer ruido. Vete a la mierda y déjame en paz, para estar aqui por mi, no veas como gozas cuando te follas a mi abuela. No vuelvas a hablarme, ya tengo suficiente con tener q verte la cara todos los dias.

-Un momento Laurita yo no te he dicho q para mi es una obligación estar con tu abuela. Laura y yo hace tiempo q estamos juntos y lo disfrutamos mucho, ella es una mujer sola y yo un hombre soltero, tu abuela es un mujeron q a mi me encanta y cuando paso lo q paso entre nosotros decidí venir a vivir aqui, porq vi q era mejor forma de tenerte cerca es decir tenerlas a las dos cerca. Aunque te joda tu abuela esta muy buena, su coño es delicioso y para mi es un gustazo follarmela.

-Porque me dices eso Manuel? Porq es lo q hay cariño y tienes q aceptarlo, Tu a mi me gustas muchisimo y no quiero engañarte.

Bueno ya esta si te gusta tanto siguetela follando y a mi déjame en paz, me di la vuelta y me marché. El me agarro por detrás abrazándome fuerte me dijo mira Laurita yo las quiero a las dos y no pienso renunciar a ninguna.

– Suéltame Manuel conmigo te jodiste porque a mi no me vas a volver a tocar en tu puta vida, se acabó no quiero hablar más. El me apretó contra su cuerpo y me dijo al oído

– Estas segura Laurita q no quieres que te coma el coñito como tanto te gusta, piensalo cariño, tu sabes bien como te hago disfrutar, lo rico q te corres, yo me estremecí y senti un calenton en medio de las piernas. En eso sentimos q la abuela venía y Manuel me solto.

Unos de días después al amanecer me desperté por el ruido que hacían follando me acerque a la puerta de la habitacion y comencé a escucharlos uuuffffh eso empezó a calentarme, no sentia rabia sino excitación el coñito me palpitaba escuchando como mi abuela gemia y le decia metemela toda asi, asi, venga mas la quiero toda dentro, yo contra mas escuchaba mas me excitaba empece a masturbarme y el coñito se me puso super mojado, Manuel puso a mi abuela en cuatro y le daba polla sin parar. Mi abuela empezo a dar alaridos q trataba de ahogarlos contra la almohada, mientras Manuel acelero mas el ritmo, clavandola mas de prisa, su respiración se hizo mas fuerte y supe por sus gemidos q se estaba corriendo.

Yo me subi las braguitas y me regrese a la cama, cuando se me paso el subidon me fui a la cocina a preparar cafe, al rato llego Manuel con una sonrisa en la boca.

-Buenos dias Laurita q madrugadora eres, veo q preparaste cafe, me sirves una taza.

-Si claro, ya debe estar un poco frio porq hace rato lo hice, le pase la taza y el le dio un sorbo pero el cafe acababa de hervir.

-Joder me he quemado q mala eres Laurita yo me le rei en la cara y El me dio una palmada en el culo, – Laurita esta me las vas a pagar y me acarició las nalgas, a mi como era usual cuando ese hombre me ponia una mano encima el coñito se me ponia a dej, yo disimulé como pude y le aparte la mano, el intento decirme algo pero yo me fui y lo deje hablando solo.

Mi abuela tambien asistia partos era una de las parteras de por ahi, asi q de vez en cuando tenia q ir a recibir algun bebe, ese trabajo en ocasiones se extendía por muchas horas.

Bueno pues este fue un dia en el q a ella la vinieron a buscar porq una mujer estaba a punto de parir, vinieron por la mañana y como a eso de las 6 de la tarde vino un niño diciendo.

– Q doña Laura manda a decir q no vendra esta noche a dormir porq el parto esta complicado y tardara varias horas mas, entonces terminara muy tarde y ya ella pasara la noche alla.

Yo recogi mis cosas y como una hora despues me fui a mi cuarto, puse musica en la radio y cuando me estaba quedando dormida senti a abrieron la puerta, me sobresalte y pregunte, – Eres tu Manuel? Si soy yo no te asustes. Se sento en mi cama y empezo a tocarme las piernas y automaticamente comence a exitarme.

-Manuel es mejor q te vayas.

– Laurita dame un beso.

– No Manuel tu eres el marido de mi abuela,

– Ssshhh Laurita no hablemos de tu abuela ahora, se me puso encima y me beso.

Cuando senti sus labios yo le decia mientras le respondia a sus besos Manuel no, no, no… El seguia besandone y besandome y a mi las piernas se me comenzaron a aflojar. Lo aprete fuerte contra mi y el metio su mano por debajo de mi falda y empezo a acaricuarme el culo. Yo lleve mi mano hasta su polla y la toque estaba durisima, Manuel me termino de quitarme las braguitas me separo un pelin las piernas y empezo a comermelo con su legua deliciosa, parecia loco no paraba lamermela me pasaba la legua hasta el culo uffff q sensacion yo le acariciaba la cabeza y lo apretaba junto a mi. Manuel se bajo los pantalones quedo desnudo no traia camiza, me puso la mano en la cabeza y fue empujandome hacia abajo yo quede con su polla en mi boca el me la pasaba por toda la cara las mejillas los labios, dejandome la cara pringada con ese liquido, abre la boquita Laurita y chupamela, yo empece a mamarsela, asi Laurita que rico me lo estas haciendo sigue chupando cariño, me la empujaba mas y mas dentro hasta casi la garganta por momentos sentia q me venian arcadas, me quito la blusa y empezo a pasarme la polla por las tetitas luego me dio la vuelta dejando mi culo en su cara, me separo las nalgas y empezo a comermelo ufffff q sensacion mientras me comia el huequito, intentando meterme la lengua por el culo mi chocho soltaba liquido a chorros, con su polla empezo a acariciarme el culito, cogiéndome del pelo me dijo Laurita este culito tambien lo voy a iniciar yo.

Me volteo y volvio a poner su polla en mi boca y yo estaba chupándosela cuando me beso y dijo Laurita quiero sentirme dentro de ti. Bajo hasta mi chocho y me lo embadurno de saliva yo sentia un poco de miedo pero tenia muchas ganas de entregarme a El. Manuel se untó saliba en la polla y me dijo abrete bien para tu papito, yo cerré las piernas y el me las intetaba separar con las manos y decia cariño yo te lo voy a hacer con cuidado, vamos dejame q te meta aunque sea solo la puntita, separe las piernas, y le dije Manuel paras cuando yo te lo diga. Si mi amor tranquila, venga abre bien esas piernas yo me abrí lo q mas pude El empezo a meterla. el dolor era insoportable lo quise quitar de encima pero el me dijo relajate cariño sera solo un momento de dolor aguanta y acto seguido empujó fuerte yo di un grito. Me duele me duele para Manuel para ya, El en vez de parar la metio mas dentro yo le clavé mis uñas en su espalda una y otra vez. El me tapo la boca con la mano diciendome ya ya cariño, ya empezara a pasar el dolor. Manuel se movía despacito, yo sentia q su polla era enorme el dolor ya no era tan intenso, Manuel me decia Laurita q coñito mas rico tienes que apretadita estas no me aguanto mas me voy a correr, me apreto contra El, respiro y dio un fuerte gemido, yo comence a sentir como me bombeaba la leche dentro, Manuel sacala q me arde, ya cariño ya. La saco y acto seguido comenzo a chuparme suavemente el coñito lleno de su leche.

Despues de unos minutos de Manuel estar dandome lengua el dolor se me fue quitando del todo, entonces empece a gozar de las maravillas q El me hacia con su boca no paraba seguia succionandome el clitorix, me lo apretaba entre sus los labios uffff yo sentia q iba a morir de placer, me vinieron esos deliciosos espasmos y mis gemidos se acrecentaron me estaba muriendo de placer, yo no me podia contener y hacia mucho ruido. ssshhhh ssshhhh Laurita ahora si ya eres toda mia, me he bebido todo ese juguito de tu corrida, y te he limpiado la sangre de tu virginidad con mi legua. Despues se durmio abrazado a mi, en la madrugada desperto diciendome que queria mas…