La polla grande y dura de Jose me vuelve loco

Hola, me presento, ya que es la primera vez que escribo aquí, me llamo Jonás me considero bisexual, soy casado y con hijos, me gustan las mujeres, y tambien me gustan los hombres, para mi, el sexo es algo que hay que disfrutar, ya sea con uno u otro sexo, soy normal tanto en estatura y peso, quizá algo llenito, paso de los 40, y me considero bueno en la cama, ya sea de activo o de pasivo, tanto es así, que me dá igual ejercer el rol de activo o pasivo, disfruto igual.

Me gustaría contaros como disfrute durante aquella etapa con aquel tipo que llamaré Jose, de unos 42, 43 años, era alto 190 mas o menos unos 95 kg. moreno, belludo, si no era gitano, era agitanado, guapisimo, y muy bien dotado, su polla era una poesia nada más verla, unos 22 cm. guresos y siempre dispuestos.

Nos conocimos por casualidad, dando un paseo por una localidad de Extremadura, de donde somos los dos, cuando le ví, sentí como me empezaba a excitar, tanto por su cuerpo, su cara, su culito perfecto y su bulto en la entrepierna, yo noté que el me miraba tambien y al cruzarnos, ambos miramos a la vez para atrás, para volvernos a ver, cuando ví que tambien giró la cabeza para mirarme, no lo dudé, me dí la vuelta y con la excusa de pedirle fuego con un cigarrillo, me dirigí a él, el que tambien viendo mi jugada se paró, como a esperarme. Le pedí fuego y al encender el cigarrillo, rozaba sus manos, quizás de forma un poco abusiba, pero el sólo roce de sus manos con las mias me provocó una rección de campeonado, No es que yo tenga un paquete grande, es muy normalito, pero se me notaba en los vaqueros el bulto de mi polla erecta.

Así, sin esperarlo me suelta, como sigas acariciandome las manos me voy a empalmar sin remedio, en ese momento sentí que me tenía que lanzar, no fuera a ser que siguiera su camino sin conseguir llevarmelo a la cama, así, que no sé ni como, porque normalmente no soy tan lanzado, le dije, mira guapo, tu puede que te empalmes, pero mira como me tienes ami, sólo con rozarte las manos y me sobé un poco el paquete, además, le dije, si te caliento y te empalmas, aqui al lado tengo mi casa, en la que me comprometo a bajarte el calenton de la forma y manera que te guste. En ese momento note claramente como la bragueta de su pantalón, estaba creciendo rápidamente, notándosele un bulto ya extremadamente grande. Su respuesta fué inmediata, preguntándome, y de que forma me piensas bajar esta?, señalándose el paquete. le dije, como te dije antes, te bajo el calentón de la forma y manera que tu quieras, yo me adapto a todo, contestando, yo menos que me folles, hacemos todo lo que tu quieras, podemos hacer todo,todo lo que quieras, menos que me des por culo tú a mí. y así fué como nos fuimos a mi casa, ambos un gran empalme, y deseando llegar, en los minutos que tardamos en estar en casa, nos fuimos presentando y comentando nuestros gustos en el sexo, me confirmó que el se consideraba sólo activo, ya que no te gustaba ser follado, pero que si le gustaba que le comieran el culito con la lengua y que de daba un placer grandisimo.

LLegados a mi casa, nada más cerrar la puerta de la calle, nos abrazamos y nos fundimos en unos besos en la boca, comiendonos la lengua, el paladar, los dientes, yo creo que no nos quedá rincón el las bocas, que su lengua o la mia, no explorara, ambos teniamos una mancha de líquido preseminal en los pantalones, y no lo dudé me agache y me comí aquella mancha y todo lo duro que había debajo de ella, bajándole los pantalones y viendo aquella polla hermosa, bonita, preciosa, que ya se adivinaba por el bulto del pantalon, el sabor de aquello yo creo que me quedó extasiado, era un manjar para Dioses, de entrada no me puede meter aquella tranca entera en la boca, me dediqué a mamarme como un poco mas de la mitad, acariciaba su glande con la lengua y sus suspiros de placer, creo que debieron oirlos en todo el vecindario. seguí con mi tarea que a mi me tenía casi con una corrida continua de precum desde mi polla hasta el suelo, yo creo que si tan sólo me hubiera tocado la polla con la mano, me hubiera corrido, cosa que no quería, yo queria aquella polla dentro de mi, dentro de mi cuerpo, sentirla, notarla como se metia dentro de mi y me abria mi culito que estaba deseoso de albergar aquella tranca en su interior.

Nos fuimos al baño a darnos una ducha, por supuesto, los dos juntos, fué grandioso mamar aquella verga corriendo agua por todos lados, cuando llevaba un rato mamando aquella gran estaca, sentí como si fuera a correrse, y acto seguido se apartó diciendome, para un poco que estoy que me salgo ya, y aganchándose se metió de un golpe toda mi pollla en su boca, empezando a hacerme una de las mejores mamadas que me han echo en la vida, me la comia de una forma tan brutal, la sacaba entera y entera se la volvía a meter de un sólo golpe, su boca era la mejor boca que se había comido mi polla, y al poco tiempo, yo tambien me separé para no correrme.

Nos fuimos a mi habitación y se tumbó en la cama boca arriba, diciendome que me acostara a su lado, se giró, y empezó de nuevo a besarme, su lengua, su saliva, su aliento en mi boca, me tenía siempre a mil por hora, nos acariciamos, besamos, chùpamos, todas las partes de nuestros cuerpo, pero donde más en extasis se puso, fué cuando yo me comia el culito a él, se retorcia en la cama como si fuera una culebra, Dios que bien me sentí cuando un tio de casi dos metros se retuerce de placer en tu cama, era digno de ver y de sentir, gemia de una manera, que incluso me hizo pensar que le tenía que gustar que lo follaran. Así aguantó como unos diez minutos más, y ya no pudo y me dijo que queria follarme, me puso a cuatro patas en el borde de la camay y comiendome el culo me ensalibó bastante, y me dilató con los dedos, cuando comprendió que estaba bien dilatado para su polla, me arrimo el glande a mi ano, solamente con el precum que tenía en la punta, yo creo que hubiera entrado sin problemas, note el calor de ese pedazo de carne en mi ano, y como empezaba a empujar, yo creia que me haría daño, por lo gruesa y larga que era, pero la verdad es que fué muy delicado, empezó a meter poco a poco, despacito, y yo estaba en el cielo, mi verga no dejaba de mojarse, nunca antes solte tanto liquido como ese día, el seguia empujando y moviendose muy lentamente, yo senti mi interior lleno a tope notaba su verga dentro de mi, y sabía que aún quedaba un trozo por meter.

No aguante más y le dije, le rogué, le supliqué, métela toda de golpe, hasta los huevos por favor, ya no aguanto más, y Jose, no se lo pensó, de un empujón, noté como sus huevos chocaban con los mios, quedándose parado un momento alli todo dentro y yo empalado por aquella enorme verga. yo creo que jamás en mi vida e sentido tanto placer, me sentia lleno por dentro, sentía un placer inexplicable, sentía el culo a punto de reventar, pero ya no sabía si era por el tamaño de aquello, o por el placer que estaba sintiendo. Empezo unas embestidas suaves pero seguidas, sintiendo como aumentaba poco a poco su velocidad, cuando estaba a punto de correrse, me la sacaba y me mamaba la polla un rato y cuando ya había pasado el peligro de correrse, me empalaba de un tirón hasta el final, sentir sus huevos chocar con los mios, era una gozada. Asi estubimos durante casi una hora, me cambiaba de posición a su antojo, y me iba follando de todas las maneras que quiso y yo le propuse. ya me confesó que no podia más y que tenía que corresrse, que quería correrse dentro de mí, que queria quedar su semillla dentro de mi como si con eso para siempre fuese algo suyo, yo le dije que si, que donde el quisera, y entonces sentí lo que nunca más e vuelto a sentir, sentí como si su polla engordará más aún, forzaba las enculadas asta el tope, quedándose dentro totalmente parado cuando note como empezarón a llenarme por dentro varios chorros calientes, empezando yo a eyacular si haberme tocado para nada, sentía como lo mismo que sus chorros me llenaban, los mios llenaban la cama de mi esperma, jamás me había corrido de esa manera tan bestial, tan bestial fueron las corridas, como el placer que sentí, tanto es así, que cuando me saco su verga de mi culo, me desmaye del placer, si, perdí el conocimiento durante un ninuto o dos según me dijo Jose, el que me despertó con unas guantaditas en la cara, llamandome, Jonás, Jonás, le dí un gran abrazo dándole las gracias, por ser la persona que mas placer me ha dado en esta vida, el riendose sólo me dijo, me alegro mucho, yo te digo lo mismo, y recuerda que e dejado mi semilla en tu vientre y ahora eres solamente mio y quiero tenerte solo para mi, mi respuesta como ustedes se imaginan, fué darle un gran besazo y decirle soy tuyo para siempre.

Despues de un ratito para que nos repusieramos, nos metimos otra vez en la ducha, donde ya entramos empalmados, yo lo que queria era comerme aquella hermosa verga y llenarme la boca con su esperma, así se lo dije, y el dijo lo que tu quieras yo tambien soy tuyo ahora, así que volví a comerme aquel monstruo, y logré metermela entera hasta topar mi nariz con su vello púbico, sentí arcadas, salibación, de todo, aguante porque por el placer que sentia valia la pena. Asi despues de un rato, me dijo que se corria, pero yo no queria que se corriera en mi garganta, la queria en la misma boca, para saborearla y quedarme con el sabor de él lo máximo posible, y así fue, me quedé solo el capullo en la boca y poco más y sentí como se vaciaba dentro de mi boca, llenandomela de su esperma el cual empeze a tragar despacito, saboreandolo, besandole y saboreando juntos aquel nectar divino, disfrutando de ese sabor del que tantas veces gustaría.

Despues de secarnos y antes de salir a la calle, nos besamos como si no nos fueramos a ver jamás, y la verdad es que ya habiamos quedado en vernos al día siguente.

Espero que me conteis vuestra opinión sobre mi relato, y si os gusta seguiré relatando mis aventuras con Jose y muchas más.

Esta fué mi mejor experiencia en cuando a sexo se refiere, es mi primer relato, espero que les guste.