Karen tiene que pagar el precio de la fama

Karen, la conductora y modelo. Para llegar a la fama hay que pagar un precio muy caro

Karen tiene 21 años, es una hermosa chica castaña de ojos verdes pero ahora por cosa del trabajo se había teñido el cabello de rubio, desde los 15 años se había dedicado a modelar en diversas pasarelas locales y a trabajar como edecán también para algunos negocios dentro de su ciudad. Desde la adolescencia se comenzó a desarrollar su cuerpo y acompañado de su cara de muñeca siempre gozó de popularidad con los chicos en el colegio y la envida de varias compañeras, pero también tenía siempre amigas con quienes convivía en sus tiempos de ocio.

Las rutinas de ejercicio que siguió desde pequeña, ya fuera ballet o voleibol y más adelante el gimnasio le dejaron un cuerpo muy atractivo; una cintura pequeña, un abdomen ligeramente marcado además de una bien formada cadera con piernas atractivas pero lo que más destacaban eran su trasero bien parado y firme además de unos pechos grandes y redondos que en conjunto con sus 1.60 de estatura y sus ojos esmeralda la hacían robar miradas en cualquier lugar donde se presentara ya fuera una fiesta del colegio, las pasarelas o cuando edecaneaba con esos trajes tan ajustados que le hacían vestir en las agencias donde trabajaba.

Karen tuvo su primera vez con Mate, su novio desde que estudiaban en el colegio, en la Universidad cada uno estudió una carrera distinta, ella ciencias de la comunicación y él administración de empresas. A pesar de tantos años continuaron siendo pareja y sólo con él había tenido relaciones sexuales. Al terminar la Universidad Mateo ingresó a trabajar en una televisora local gracias a las buenas amistades de su padre con ejecutivos con quienes tenía amistad por lo que le dieron un puesto de asistente de dirección, no era mucho pero le alcanzaba para salirse de casa de sus padres y comenzar a planear una vida con Karen.

Dentro de la televisora Mateo se enteró que necesitaban un rostro nuevo para conductora del programa deportivo que tenían en mente lanzar al aire próximamente, pensó en que sería una buena oportunidad para Karen pero al ver el sistema de castings donde los productores pedían favores sexuales a las aspirantes y demás negocios sucios de la televisora prefirió no comentarle a su chica. Sin embargo se acercaba la fecha de la fiesta de aniversario de la televisora por lo que Mateo recibió la invitación para dos personas y aunque no quería al principio se convenció de llevar a Karen, de todas maneras pensaba pedirle matrimonio próximamente y sería bueno que ella fuera conociendo su trabajo.

Karen estaba por egresar de la universidad y no tenía aún una propuesta formal de trabajo pero seguía modelando y edecaneando que eran muy bien pagadas por lo tanto no tenía prisa en encontrar un trabajo más acorde a su carrera. Eran las seis de la tarde y estaba entrenando en el gimnasio con unos leggins (lycras) que le quedaban como guante y una camiseta deportiva de tirantes por lo que al hacer peso muerto las miradas de los curiosos se posaban sobre ella ya fuera para admirar su trasero o admirar como se asomaban sus perfectos pechos por el escote de la camiseta como queriendo escapar del sostén deportivo que los sostenía, en eso estaba cuando recibió un WhatsApp de Mateo:

M: Hola amor, ¿Qué tal va el gimnasio?

K: Hola bebé bien ya casi termino, todavía ¿Sigues trabajando? En esa televisora te explotan me caen mal porque te tienen más tiempo en esa oficina que conmigo

M: Pronto va a cambiar eso amor te lo prometo, oye pasado mañana es la fiesta de aniversario de la televisora y me gustaría que fueras conmigo, además me encantaría que conocieran a mi futura esposa.

K: Bebé estás loquito jaja no me agradan tanto esas fiestas de gente opulenta y creída pero bueno vamos bebé, hablamos al rato porque ya estoy terminando mi rutina en el gym, te amo

M: Yo te amo más, paso por ti en la noche

Karen pensaba que la televisora era una buena oportunidad para conocer gente y relacionarse por lo que le ayudaría en su carrera del modelaje, terminó su entrenamiento e iba pensando en qué vestido usaría en la fiesta, porque le encantaba la idea de que habría fotógrafos y cámaras de televisión con lo que a ella le encantaba hacerse sesiones fotográficas y posar.

Esa noche pasó Mateo por Karen a su casa que lleva un vestido purpura muy ajustado que resaltaba sus pechos y su trasero en contraste con su fina cintura. Mateo quien llevaba saco y pantalones formales quedo admirado ante la belleza de su novia y fueron a cenar, un bello restaurant lugar con vista a la playa que tanto le encantaba a ella, pero a Mateo se le pasaron las copas en la cena y así manejó hasta su departamento.

Al cerrar la puerta se abalanzó sobre Karen a besar sus labios, su cuello y sus manos a apretar sus pechos que no podía abarcar con sus manos de lo grandes que estaban, por lo que la tomo del trasero y la llevó a la recamara donde el vestido fue lo primero que cayó y seguido por el saco de Mateo y Karen quedó en un sexy conjunto de lencería de encaje del mismo color del vestido. Mateo quitó el sostén y se lanzó a comer los pezones de Karen, los chupaba los mamaba y estaba encantado, le fascinaba hacer eso siempre que podía, mientras ella le ayudaba a quitarle los zapatos y la camisa. Mateo seguía besando el perfecto abdomen de Karen y la recostó en la cama para desprender su tanga que salió volando.

Mateó estaba tan ebrio que tocó ya no tan delicadamente la depilada vagina de Karen, trataba de penetrarla con sus dedos pero al no estar húmeda aún, la lastimaba en lugar de estimularla por lo que Karen se mostró admirada, él saco su pene y le pidió un oral a lo que ella aun molesta accedió a besarlo y meterlo a su boca, en eso estaba cuando Mateo dijo: Me vengo me vengo y entre el alcohol y la eyaculación Mateo se quedó dormido y Karen al principio asustada y luego insatisfecha fue al baño a enjugarse y luego se vistió.

Mateo había comenzado a beber desde que se independizó y se había vuelto egoísta en la cama, siempre había sido tierno y delicado al momento de tener relaciones con Karen, pero ya llevaban un mes teniendo sexo a medias sin embargo ella lo amaba tanto que lo mimaba y lo acurrucaba, lo dejó dormir dos horas y lo despertó para que la llevara a casa puesto que ella había dejado su auto.

Llegó el día de la fiesta, Karen estaba en su habitación vistiéndose y se miraba en el espejo, admiraba su cuerpo bien cuidado y se preguntaba si lo que decía Mateo sobre ser su esposa era en serio, a pesar de que lo amaba se cuestionaba si estaba lista o si estaba segura de que querer solo tener relaciones con Mateo para el resto de su vida y asuntos de la fidelidad, mientras se colocó un conjunto negro de lencería, una tanga discreta pero muy sexy y un sostén negro liso de media copa, para arriba colocarse un vestido negro de la parte de abajo liso y que cubría muy arriba de la rodilla mientras que en la parte superior tenía encaje por lo que se transparentaba completamente el sostén y la mitad de sus senos que quedaba descubierta, al igual que se colocó unos tacones de 10 cm para verse de la misma estatura de Mateo, se había peinado con una trenza de lado que caía sobre su hombro izquierdo y el resto del cabello lo llevaba suelto con una caída muy sensual, se su maquillaje se completaba con el rizado de sus pestañas y delineado de los ojos, además de las sombras y labial en color coral que iba muy bien con su color tan blanco de piel, en eso estaba cuando llamaron a la puerta, era Mateo que llegó puntual, a las 7 pm como habían quedado, él pasó a la casa y saludó a sus suegros mientras la esperaba en la sala de estar.

A los treinta minutos bajó Karen las escaleras y Mateo la recibió, se veía realmente impresionante, él la recibió con un beso y se despidieron de los padres de Karen. Al llegar a la televisora que es donde sería la cena muchas miradas tanto de hombres como mujeres se postraron sobre la joven pareja, Mateo saludaba a sus compañeros, a los conductores de los programas, camarógrafos y demás personal a quienes orgulloso les presentaba a su novia, hasta que llegó al final del pasillo donde se encontraba el señor Higuera, el jefe de Mateo acompañado de su esposa, ambos saludaron amablemente a los jóvenes y apareció el Licenciado Antonio Pereira quien era uno de los productores de la televisora y tenía a cargo el programa deportivo, comenzó a platicar con ellos y se dirigió a Mateo:

LP: Que tal junior (como llamaban a Mateo en la televisora) ¿Quién es tu bella acompañante?

M: Buenas noches Licenciado, ella es Karen mi novia y futura esposa- respondió Mateo más por compromiso y queriendo marcar su terreno porque sabía que Pereira era un mujeriego empedernido

Pereira escaneó de arriba a abajo a Karen centrándose en su vientre plano y sus senos que se asomaban jóvenes en la transparencia del vestido del mismo modo que presto atención a los labios y piernas de Karen, tomo la mano que ella le había tendido para saludarla y le dio un beso en ella:

LP: Es un placer señorita, hasta que conocemos a la famosa novia de Junior, por cierto señorita me parece haberla visto en algún evento modelando en una tienda departamental

K: Es un gusto Licenciado Pereira, efectivamente a veces tengo eventos como modelo o edecán pero ya lo voy a dejar porque estoy por terminar la universidad

LP: Si Mateo me comentó que su novia estudiaba Comunicación pero no pensé que fuera una súper modelo, por cierto estaremos haciendo audiciones para conductora del programa deportivo si gusta venir sería un placer para nosotros y estoy seguro que al resto del equipo le gustará conocerla, le dejo mi tarjeta con mi número y ojalá venga a la audición dentro de tres días.

Pereira se despidió y se dirigió a Higuera a quien pidió que lo acompañara la oficina, mientras Mateo y Karen saludaban y socializaban con el resto de invitados a la fiesta, en un momento quedaron solos y Mateo le comentó a Karen:

M: Amor ¿Por qué tomaste la tarjeta de Pereira?

K: Bebé no te enceles, él fue muy amable y me comentó lo del casting que sería una buena oportunidad, además si me quedo en el programa ya no tendría que buscar trabajo al graduarme de la Uni y estaríamos juntos aquí trabajando

M: Pero no confío en Pereira con su largo historial y no quisiera que te faltara al respeto

K: Bebé pero tú trabajas aquí, todos te conocen, el señor se ve muy decente yo creo que estás exagerando, sería una gran oportunidad en mi carrera y si la paga es tan buena dejaría de edecanear, nos veríamos por aquí cuando venga a grabar el programa.

Karen sabía muy bien cómo convencer a Mateo y después de varios besos logró convencerlo de que ir a la audición sería lo mejor, después siguieron en la fiesta mientras Pereira e Higuera conversaban en la oficina del primero:

LP: ¿Has visto que mujer trae ese mocoso de Mateo?

H: ¿Si verdad? Está muy bien la muchacha es todo un bombón

LP: Y con ese vestidito tremendas piernas y ahí con esas tetas que se asomaban con ese pequeño sostén, no sé pero de una manera u otra me la cojo

H: Ten cuidado y lo que vayas a hacer con discreción, recuerda que lo primero es el programa.

LP: No te preocupes Higuera ya sabes que soy un profesional

Llegó el día de la audición y Karen se presentó en la televisora iba con una minifalda azul de la misma tela de los vaqueros y una camisa de botones pero debido al tamaño de sus pechos debía llevar los dos botones de arriba abiertos por lo que se asomaba el canal que dividía sus pechos, en el pelo una cola y unos tacones rojos, se veía espectacular. Se formó en la fila donde ya había varias chicas esperando a que comenzaran a llamarlas.

En ese momento apareció Pereira quien comenzó a saludar a las chicas y cuando pasó a donde estaba Karen la saludó con un abrazo que a ella le pareció excesivo:

LP: Hola corazón que bueno que te animaste a venir a la audición, verás que no te arrepentirás- Dijo Pereira quien aprovechando que era mucho más alto que ella se asomaba al escote de Karen y alcanzó a ver el inicio de un sostén azul de encaje, cosa que lo excitó pero supo disimularlo muy bien.

K: Gracias Licenciado, lo estuve platicando con Mateo y coincidimos en qué es una gran oportunidad- respondió Karen que trató de no darle importancia a la Pereira se tomara la confianza de decirle corazón y de abrazara así, pensó que era solo un gesto amistoso.

LP: Bueno niña linda nos vemos en la audición, buena suerte Pereira se despidió de beso de Karen y continuó saludando a las aspirantes para luego entrar por una puerta a la oficina donde serían las entrevistas.

Fueron pasando las chicas una por una hasta que fue el turno de Karen, quien pasó por la puerta y al entrar vio a Pereira sentado junto a otras tres personas, uno era el conductor principal del programa deportivo, los otros dos eran ejecutivos de la empresa, una mujer y un hombre. Comenzaron a hacer preguntas a Karen sobre su formación, su experiencia y ella contestaba provocando simpatía entre el jurado, se fue desenvolviendo en la audición, se despidió de ellos y quedaron en llamarle si era aceptada, antes de salir de la sala Pereira le abrió la puerta y le guiño el ojo.

Karen salió por el pasillo principal iba tan contenta por lo bien que se sintió en la audición que quiso contárselo a Mateo así que ya estando en la televisora decidió pasar a saludarlo a su oficina y ahí se encontró con Higuera

H: Hola Karencita ¿Qué tal te ha ido en la audición?

K: Muy bien señor Higuera, pero ¿cómo supo?

H: Mi niña en esta oficina todo se sabe, ojalá te quedes en el programa es una gran ventana y puede ayudar mucho a tu carrera ¿vienes a buscar a Junior?

K: sí muchas gracias señor Higuera- se despidió de beso de Higuera y entró a ver a Mateo

Karen le comentó a Mateo sobre la audición y cómo se sentía segura de quedarse con la conducción del programa, en eso estaban cuando tocaron a la puerta y era el Licenciado Pereira quien venía conversando con Higuera, el primero entro y saludó a los chicos.

LP: Hola chicos, que bueno que aquí sigues Karencita, estuvimos hablando y al parecer serás la elegida para conducir el programa junto a los muchachos que ya lo llevan

M: (dirigiéndose a Karen) Amor felicidades (abrazándola) esto hay que celebrarlo

K: ¿De verdad Licenciado Pereira? Es una excelente noticia

LP: Sí al parecer ya está sólo hay que afinar unas cuantas formalidades pero ya está, por cierto Junior te esperamos en la comida de aniversario puedes llevar a tu chica de todos modos se va a integrar a nuestro equipo de trabajo.

M: Allá nos vemos Licenciado, gracias (salió Pereira) amor habrá que celebrar aunque tengo que cuidarte porque este medio es difícil y aquí se ven muchas cosas que no están del todo bien, pero bueno hay que ir a la comida

Sin hablar más del tema Karen y Mateo se dirigieron al restaurant donde ya estaban la mayoría de los empleados. Pereira llegó después y se sentó en la misma mesa de frente a Karen y mientras estaba la comida y hablaban sobre cosas de trabajo a la que Karen no daba mucha importancia Mateo se embriagaba con las bebidas alcohólicas Karen trataba de hacer que no tomara tanto y Pereira no quitaba la vista del escote de ella centrando su atención en el sostén azul que se asomaba y queriendo ver más.

Cuando todos comenzaron a retirarse Mateo ya estaba muy ebrio por lo que le era imposible mantenerse en pie por lo que Pereira se ofreció en llevarlos a casa, Karen al principio no quera porque había dejado su auto en la televisora, hasta que Pereira la convenció y le dijo que podía regresar al otro día por su auto, que ahí se quedaría. Pereira subió al asiento trasero de su auto a Mateo, Karen se acomodó en el asiento del copiloto, y Pereira conducía, mientras manejaba no pudo evitar clavar sus ojos en el escote y las piernas de Karen. Hasta que llegaron a casa de Mateo quien se encontraba mareado y aún bajo el efecto del alcohol Karen decidió quedarse a cuidarlo. Pereira se despidió de Karen con un abrazo muy fuerte y le dijo que si necesitaba algo se comunicara con él.

Karen estuvo acompañando a Mateo casi tres horas hasta que se sintió mejor y cuando estaba a punto de irse sonó su celular, era una llamada de un número que no tenía registrado a la que después de mucho pensarlo contestó:

K: ¿Hola?

LP: Hola corazón soy Pereira, espero que junior esté mejor, te hablo para decirte que ya hablamos en junta con los ejecutivos y los conductores. Queremos que te quedes en el programa pero tendrías que venir mañana domingo a la oficina, ¿Qué te parece?

K: Licenciado Pereira, no tenía registrado su número, Mateo ya está mejor se quedó dormido. ¿De veras ya me aceptaron? Muchísimas gracias es una gran oportunidad le prometo que daré todo de mí para que el programa salga bien

LP: ¿De veras darás todo? Bueno tendrías que venir mañana a las 10 am, para firmar tu contrato y de preferencia con algún vestido porqué serás la imagen del programa y queremos hacerte una sesión fotográfica, por ejemplo ¿recuerdas el que usaste el día de la fiesta de la televisora? Ese estaría perfecto

K: ¿Ah sí? Bueno si gustan puedo llevar otro, tengo varios

LP: No corazón, ese vestido negro queda perfecto, entonces te vemos mañana a las 10 en mi oficina, ¿de acuerdo?

K: Claro licenciado ahí estaré sin falta y muchas gracias nos vemos mañana

LP: Hasta mañana corazón que tengas linda noche, te veo mañana.

Karen se quedó otro rato a cuidar a Mateo y cuando lo dejó dormido en su cama ella se fue a su casa, mañana sería un gran día para ella y no podía faltar por nada. Le dio un beso en la frente a Mateo y se fue.

El domingo Karen se levantó muy temprano a ponerse guapa para firmar su contrato, se alació el cabello y se colocó el vestido negro que Pereyra le indicó, con un conjunto negro de ropa interior, tenía que verse elegante, estuvo a punto de llamar a Mateo pero sabía que con la resaca que tenía se levantaría muy tarde así que se dirigió a la televisora, al llegar saludó al guardia y le comentó que iba a ver al licenciado Pereira. En el estacionamiento le llamó la atención que ahí estaba su coche y el de Pereyra y otros dos que no reconoció pensó que eran de los ejecutivos, entro las instalaciones y como de costumbre en domingo por la mañana estaba casi vacía salvo por algunos empleados que se quedaban a programar lo que ya quedaba grabado, llamó a la puerta de la oficina de Pereyra quien salió a abrirle.

K: Buenos días licenciado creo que llegué muy temprano porque no han llegado los demás

LP: (La saluda de beso y la abraza) Buenos días corazón, pasa (al pasar Karen el clava su mirada en el trasero de ella que se veía muy levantado y sensual, al igual que le complació ver que llevaba el sostén negro de media copa que le vio el día de la fiesta) perdona que te haya citado a esta hora pero hay algo que debo decirte. Como sabrás yo estoy encantado de que te unas a la televisora y a nuestro programa deportivo, solo que hay un detalle que quiero comentarte:

K: ¿Que pasa licenciado? No me asuste

LP: No es para preocuparte corazón, lo que pasa es que bueno, tú eres novia de Mateo y como ves últimamente ha estado bebiendo mucho y lo han visto los empleados tanto en los eventos de la televisora como en horas de trabajo y eso ha traído problemas por lo que están pensando en despedirlo y bueno… ya que tú eres su pareja varios ejecutivos piensan que no estaría bien ponerte en el programa por reglas de empresa, además de la mala imagen que está dando Mateo, por lo que ambos quedarían fuera.

K: Bueno pero Mateo está bien, él puede hacer algo yo puedo hablar con él y usted sabe que me interesa mucho trabajar en el programa ¿usted puede interceder por mí? ¿Con quién tengo que hablar?

LP: Mira mi niña yo puedo hablar con los directivos y hacer que no corran a Mateo y garantizarte que te quedarás con el programa pero tienes que hacer las cosas como yo te las diga ¿de acuerdo?

K: Sí licenciado- Karen estaba a punto de llorar sabía que el empleo de Mateo estaba en peligro y también una oportunidad en su vida que quizá no se repetiría- haré lo que usted me indique

LP: Muy bien mi niña así me gusta ven aquí- Pereira señalo que se sentara en sus piernas a lo que Karen asustada accedió- muy bien así está mejor, pero no llores ¿de acuerdo? Piensa en el bien que le hará a ambos el estar aquí. Pereira comenzó a acariciar la cara y el cabello de Karen- Ahora dame un beso

K: Pero licenciado…

LP: ¿No dijiste que darías todo de ti por el programa? Muy bien ahora demuéstralo

Karen sentada en las piernas de Pereira le dio un beso apenas perceptible pero él la tomó de la cintura y le dio un beso más intenso, metía su lengua casi hasta la garganta de Karen mientras decía que no estaba bien, que parara pero Pereyra respondió

LP: Ahora serás mi putita y harás lo que yo te diga ¿De acuerdo? -Karen casi a punto del llanto no tuvo más remedio que acceder a los deseos de Pereira.

Pereira comenzó a acariciar la espalda de Karen por arriba de la ropa, hasta que sus manos de hombre atraparon los enormes pechos de la chica que se mantenía inmóvil ante el ultraje del que estaba siendo víctima.

LP: Eso es que ricas tetas tienes, enormes me encantan, así te quería tener desde que te conocí, toda mía y siendo mi putita que grandes las tienes y ahora serán mías- Pereira sacó una navaja suiza de un cajón de su escritorio y cortó la parte de encaje del vestido por el frente justo donde estaban los pechos de Karen, después tomó con su manos y desgarró el vestido hasta quedar totalmente abierto con el sostén asomándose, Pereira terminó de desgarrar el vestido y llevó sus manos a la espalda de Karen para desabrochar el sostén y tomarlo en sus manos mientras admiraba los enormes pechos de la chica con sus pequeños pezones marrón claro ahora indefensos ante él.

LP: Putita pero mira que tienes aquí que hermosas tetas tienes, justo como las imaginaba- Pereira sacó su celular y le tomo una foto a las tetas de Karen con todo y su cara- Así nena quiero que se vea lo que me voy a comer y de quién son- Después tomó el sostén y lo olió y guardó en el cajón junto a la navaja suiza- este será mi trofeo también.

Pereira comenzó a lamer, chupar y morder los pechos de Karen parecía que quería devorarlos, ella estaba inmóvil aun en shock por lo sucedido.

LP: Que ricas tetas tienes, me encantan tenía tantas ganas de hacerte esto, desde que te conocí en esa fiesta, ahora dime ¿Quién es mi puta?, Dilo vamos

Karen: Licenciado por favor que nadie sepa lo que está pasando aquí por favor- mientras Pereira seguía mordiendo los pechos, jugaba con ellos, los lamia, los mamaba, los apretaba con sus manos, hundía su cara en ellos.

LP: Será nuestro secreto, pero ahora dime, quien es mi puta, dilo ahora o me enojaré, ahora ofréceme las tetas, dime que son mías y de nadie más

K: Yo Licenciado yo soy su puta, cómase mis tetas yo se las doy, son sólo para usted.

LP: Así me gusta putita- decía Pereira mientras sacaba su celular y se hacía un video chupando las tetas de Karen, disfrutándolas, mordiéndolas y clavando sus dientes en ellas como queriendo sacar leche de esos enormes melones que estaban ahora indefensos ante su boca y manos, Pereira llevó las manos de Karen hacia el bulto en medio de sus pantalones e hizo que los abriera y bajara sus bóxer- Muy bien putita ahora ponte de rodillas.

K: Si licenciado será como usted diga- Karen sacó el miembro de Pereira que estaba muy erecto y con las venas saltando, ella comenzó a acariciarlo

LP: Eso es putita ahora chúpalo, no te hagas si te gusta puta- Karen comenzó a besar la punta del miembro mientras Pereira le jalaba del cabello para meter su miembro a la boca de la chica. Muy bien putita se ve que sabes mamarla muy bien-mírame a los ojos mientras lo haces, quiero ver esos hermosos ojos verdes, así pero ahora quiero cogerte las tetas ponlo en medio de ellas.

Karen tomó el hinchado miembro de Pereira, lo puso entre sus enormes tetas y comenzó a frotarlo con ellas mientras Pereira tomaba un video del momento asegurándose de que aparecieran muy bien las tetas y la cara de Karen en especial aquellos ojos verdes que lo habían hechizado.

LP: Eso es putita me masturbé varias veces imaginando este momento contigo y ahora por fin te tengo aquí cogiendo tus tetas, Pereira jaló del cabello a Karen para que mientras lo estimulaba con sus pechos la cabeza de su miembro quedara a la altura de su boca y esta pudiera mamarlo también- dime que eres mía, mi puta quiero que se oiga fuerte, grítalo

K: Soy su puta licenciado, mis tetas son suyas mi cuerpo es suyo, estoy totalmente entregada a usted- Pereira estaba a punto de eyacular, cuando sintió el espasmo previo dirigió la punta de su miembro a las tetas de Karen y comenzó a vaciar su esperma sobre sus pechos, cara y boca.

LP: Siiiii puta eso así quería verte tragándote mi leche y con tus tetas empapadas de ella, Pereira volvió a tomar su celular y tomó fotos de los pechos de Karen bañados en semen, de esos pezones que estaban erectos y rojos de tantas mordidas y chupadas, de la cara de la chica también manchada, y de su boca escurriendo semen.

Karen creyó que eso había sido todo pero estaba muy equivocada.

Sí putita chúpala de nuevo- Karen volvió a lamer y meterse a la boca el miembro de Pereira que dentro de su boca volvió a su forma erecta. Pereira la levantó en sus brazos y la llevó hacia un sofá que estaba en su oficina

LP: y apenas estamos comenzando putita, no te vas a ir tan fácil de aquí

K: ¿Licenciado que me va a hacer? Pare por favor, no podemos hacerle esto a Mateo

LP: Mateo es un mocoso estúpido que no sabe cómo atender a una hembra como tú, ahora te voy a enseñar lo que es que te cojan como debe ser- Pereira terminó de desgarrar el vestido hasta quitarlo romperlo por completo y apareció la tanguita negra diminuta de Karen que ya se veía húmeda- Pero mira lo que tienes aquí corazón algo me dice que estás disfrutando de esto tanto como yo- Pereira se acercó a la entrepierna de Karen y comenzó a oler la tanga a pasar sus dedos por la vagina de la chica encima de la prenda hasta que de un tirón se la arrancó y esta cayó al piso rota- mira que delicia tienes aquí que rica conchita, es mejor a como la había imaginado rosita y depilada.

Pereira tomó con su celular una foto de la vagina de Karen y comenzó a lamerla, la abrió con los dedos y comenzó a chupar hasta encontrar el clítoris el cual estimuló con la lengua a un ritmo feroz mientras Karen ya gritaba de placer y dolor al sentirse ultrajada

K: Nooo licenciado Pereira eso no está bien pare por favor, Nooo, yo tengo novio

LP: Es inútil que te resistas, además tu vagina está muy húmeda y tu clítoris reacciona ante mi lengua- entonces comenzó con un dedo a penetrar a Karen y subir la velocidad, cuando estaba más húmeda introdujo sus dedos índice y mayor a la húmeda vagina de Karen mientras con su pulgar estimulaba su clítoris- Si putita. Yo sé que te gusta, lo estás disfrutando déjate

K: No licenciado Nooo- sus gritos eran inútiles, la dominación de Pereira estaba haciéndola empaparse en grandes cantidades, sensación que no había experimentado en todas las veces que hizo el amor con Mateo- Licenciado por favor Nooo- pero sus gritos de dolor se volvieron espasmos de placer cuando eyaculó y dejó una enorme huella de fluido sobre el sofá de la oficina de Pereira. Karen había tenido el segundo orgasmo del día, el primero lo tuvo cuando Pereira chupaba sus pechos sólo que lo supo disimular muy bien.

Aun sin reponerse de los espasmos, Pereira llevó su miembro a la boca de Karen quien yacía acostada sobre el sofá aún con el vestido roto y empapada en semen, sudor y fluidos de su mega eyaculación.

LP: Eso putita estás disfrutando ahora chúpamelo de nuevo que te voy a dar la cogida de tu vida- Karen ya sin voluntad pero sintiéndose terrible por estar siendo infiel a Mateo chupaba y el miembro de Pereira quien la tomaba de los cabellos para que metiera todo su pene y hasta sus testículos a su boca.

K: Ya licenciado pare por favor, ya no quiero

LP: Claro que quieres putita, esto no termina hasta que yo te lo diga, Pereira entonces bajó sus manos del cabello de Karen a su cuello para apretarlo y estimularla- Ahora putita serás completamente mía.

Pereira se colocó encima de Karen y comenzó a penetrar a Karen muy duro, ella estaba tan mojada que el miembro entro fácilmente mientras con sus manos amagaba con asfixiarla- Eso es puta que rico te estoy penetrando como imaginé cuando me masturbaba pensando en ti, cuando en la comida traías tu sostén azul de encaje, me encantó me tenías muy excitado y tenía que comportarme pero ahora eres mía, mi putita.

Pereira la penetraba más fuerte cada vez mientras veía los enormes pechos de Karen moverse en círculos- Que ricas tetas tienes puta y como rebotan que puta eres y pensar que te veías tan tímida en la comida y en la fiesta y ahora eres mía toda mía. Karen sentía como el bombeo se extendía por las paredes de su vagina y su cuerpo ya no tenía voluntad ahora emanaba chorros y chorros de fluido pero en sus ojos corrían lágrimas por sentirse humillada y totalmente sucia por estar siendo infiel a Mateo.

Pereira siguió bombeando y taladrando la concha de Karen hasta que ya no podía más y grito- Puta me voy a venir, me voy a venir dentro de ti como quería hacer desde que te conocí ahora me vaciaré en ti- Karen sentía espasmos y una corriente de electricidad recorrer su cuerpo mientras sentía como el semen de Pereira la inundaba y ella temblaba por los espasmos.

K: No licenciado por favor, dentro no- pero ya era inútil quejarse, Pereira se había vaciado completamente dentro de Karen quien quedó rendida y llorando en el sofá mientras Pereira se ponía de pie y le arrancaba el vestido que ya estaba totalmente roto que guardó en el mismo cajón donde había guardado el sostén de Karen, por lo que la única prenda que le quedaba puesta eran los tacones.

LP: Me encantas, te he deseado desde que te conocí, ahora tu vestido y tu ropa será mi recuerdo de que estuve contigo de que por fin logré cogerte como quería- Pereira volvió a tomar una foto de Karen recostada de espaldas y sollozando por lo sucia que se sentía pero al mismo tiempo admirando ese hermoso trasero que había desatendido

Karen: Licenciado me siento muy sucia pare por favor- Pereira se acercó a Karen y comenzó a morder su espalda, sus nalgas, sus hombros, sus pechos que notó que ya tenían marcas de mordidas, así que decidió que había que emparejarlo y dejar igual sus nalgas, las chupaba las mordía, lamia su culo, las apretaba.

LP: Que ricas e increíbles nalgas tienes mi putita, pero es hora de que sigas siendo mía, móntame como la hembra que eres. Pereira levantó a Karen y se recostó en el sofá boca arriba le ordenó que se colocara encima de él, para este momento ya había recuperado la erección de su miembro, así que le ordenó que se penetra con su miembro, Karen se colocó entre las piernas de Pereira y se introdujo de golpe todo el pene de él dentro de ella- Eso que putita tan obediente, ahora cabalga, Pereira se estaba llevando el espectáculo de su vida, mientras Karen a regañadientes se penetraba con su miembro, él admiraba como rebotaban los enormes pechos de Karen de un lado a otro mientras la tomaba de las nalgas para penetrarla más profundamente- Que puta eres Karen así me gusta y mira que ricas nalgas tienes tan grandes y firmes y ahora son mías y mira como saltan tus tetas cerca de mi cara, es lo más sexy que he visto, así es como quería tenerte.

K: No licenciado estoy agotada ya no puedo más

LP: Sí putita que rico lo haces, si así continua -Pereira volvió a tomar su celular para hacer un video de Karen montándolo con sus tetas rebotando, era un sueño hecho realidad y no quería dejar de registrarlo. Ahora ponte en cuatro, que te voy a dar como lo que eres, mi perra.

Karen se puso en cuatro- Que hermoso culo tienes putita ahora va ser mío como toda tu lo eres ahora- Pereira le dio dos nalgadas a Karen- que ricas nalgas y que firmes- Se apoyó en la cadera de Karen y comenzó a taladrarla de nuevo de perrito mientras con una mano la jalaba del cabello y con la otra apretaba sus tetas y golpeaba su nalgas. La imagen era seductora por lo que no desaprovechó para hacer otra foto del momento.

K: Licenciado ya no puedo más por favor ya no.

LP: Pero que rico coges putita eso, eres mi perrita así, así y dime ¿Tu culito es virgen?

K: Sí licenciado nunca he dejado que Mateo me penetre por ahí

LP: Pues hoy es el día que ya no más- Pereira sacó su miembro y con su mano comenzó a lubricar con saliva en el ano de Karen hasta que lo sintió listo e intentó penetrar ese orificio aun inexplorado por la chica.

K: No licenciado por favor no, me duele Nooo

LP: Te va a gustar, que rico lo tienes cerradito ya está entrando oh si, esto es mejor de lo que imaginé, ¿pero que siento? ¿Estás chorreando de nuevo? Deja de hacerte la que no quieres, si lo estás gozando, te la has pasado empapada toda la tarde, anda grita putita grita que eres mía, ofréceme tu culo

K: Si licenciado soy suya toda suya cójame del ano pero por favor sea delicado ahhh ahhh ahhh.

LP: Así me gusta putita que te sometas ante mí, me voy a vaciar, me voy a vaciar dentro de ti.

Pereira terminó de vaciar su eyaculación dentro de Karen y ella quedó exhausta y rendida en el sillón. Pereira sacó su miembro ya flácido del cuerpo de Karen y tomó una última fotografía. La de su cuerpo agotado después de la mayor cogida que le habían dado en la vida. Se vistió y se retiró de la oficina.

Después de varias horas Karen despertó cubierta por una frazada en el sofá adolorida del cuerpo y con marcas en las nalgas y las tetas. A lado del sofá encontró una muda de ropa que Pereira había sacado de la bodega de vestuario junto a una nota que decía:

Perdona que fuera tan brusco contigo pero así funciona este negocio gracias por los recuerdos que me dejaste de ti, no te preocupes que todo será nuestro secreto, por cierto márcale a Mateo, ahí está la ropa y tu contrato. Bienvenida al mundo de la televisión

Pd: Mañana comienzas así que tienes que presentarte dos horas de que comience el programa.

El relato está basado en personas reales, Karen si existe para dudas o comentarios está mi correo electrónico o por aquí, gracias por leerlo