Juegos calientes, pervertidos y llenos de fantasías

Juegos calientes

Juan y yo estábamos experimentando sensaciones nuevas, nuestra relación de novios seguida de una complicidad de amigos más que de amor, nuestra primera vez, claro que yo lo quería y claro que me gustaba sentir su pene dentro de mí pero había algo que hacía que disfrutara más de masturbarme que de teniendo relaciones con él, hoy me doy cuenta que cuando yo me tocaba estuve varias veces a punto del orgasmo y cuándo lo hacía con él no, más sin embargo seguir viendo las revistas de mi tío y una que otra peli porno que conseguía mi hermano me hacían seguir queriendo su pito dentro de mi.

Seguimos estando en ocasiones solos María, Paco, Juan y yo, el sitio de reunión era mi casa aprovechando que no había nadie, pero un jueves dos semanas después de regresar de Leon me invito Paco a salir, fuimos al parque que estaba cerca de mi de casa y después de platicar y caminar un rato me dijo – Vamos a mi casa – y yo le pregunte ¿a que?, pues solo a ir respondió, le dije pues vamos y nos dirigimos a su casa que estaba como a 15 calles de la mia, llegamos y ahí estaba María con Paco y otra pareja amigos de Juan y María, Sofía e Israel, estaban platicando, María al verme me saludo con un abrazo y un beso en la mejilla, Paco también me saludó de beso, me presentaron a Sofi y a su novio israel y nos integramos a la plática.

¿A que prepa se inscribieron? pregunto Israel ¿como sintieron el examen, creen pasarlo? y temas así, hasta que Maria (recordarán que era mayor a nosotros 3 años) dijo en voz alta -Juguemos a algo-

yo pregunté -¿ a qué?- y María respondió -juguemos botella de castigos-

Paco y Juan casi al unísono respondieron – sí, sii juguemos botella-

Maria fue a la cocina y trajo una botella de refresco vacía y una de tequila con un poco más de la mitad. (Recordarán los castigos que solíamos jugar, como lo cuento en Mi Primera vez) Así que nos sentamos en el piso alrededor de una mesa de centro redonda que tenían ellos en su casa en el siguiente ordenMaría frente a Paco, Israel frente a sofi y Juan frente a mi

María llevaba una falda de mezclilla con tenis sin calcetas y una blusa azul cielo

Paco, Juan e Israel con jeans de mezclilla, tenis, Paco llevaba camisa de manga corta, Juan e Israel playera. Yo traía una falda a cuadros larga como las de la época del rock calcetas a los tobillos y zapatos de charol, una playera de algodón de manga larga Blanca con unos labios rojos en el frente y Sofi llevaba el pants de la Secundaria y una playera rosa de algodón

María tomó la botella y la giró, la boca apuntó a Juan, le tocaba castigo, María le dijo quítate la playera y Juan pagó su castigo, era el turno de Juan, giró y la botella apunto a Israel, tu castigo dijo Juan será quitarte el pantalón, Isra no quería y trataba de cambiar el castigo pero todos secundamos a Juan y tuvo que pagar, se quitó los tenis y desabrocho su pantalón y lo quitó arrojándolo a un lado, quedando en bóxer, el turno fue de sofi pero antes María sirvió 6 caballitos de tequila y nos los dio diciendo que quien no lo bebiera tendría un castigo extremo, todos lo bebimos y continuamos jugando

Sofi giro la botella apuntando ésta a Paco, Sofi puso castigo fuera camisa, Paco se la quitó quedando desnudo del torso, turno de Paco, la botella giró y apuntó a María, Paco ordenó cual juez -tu castigo será masturbarme durante 2 minutos- Sofi e Israel quedaron con la boca abierta, Juan y yo no, pues ya sabíamos que estos se gastaban esos castigos, María se paró desabotono el pantalón bajó el cierre le sacó el pito y se lo comenzó a acariciar y luego a jalar, inmediatamente su pene se comenzó a erectar, yo sentí un cosquilleo en mi vagina, Sofi se puso colorada mientras Isra y Juan se nos quedaban viendo como pidiéndonos que hiciéramos lo mismo pasó el tiempo del castigo y Paco tuvo que quitar su cara de placer para seguir jugando.

Era mi turno, gire y el castigo fue para Sofi, quiero que beses cachondamente a Israel le dije, Sofi se paró, Isra se acercó a ella, ella lo aventó al sillón y se abalanzó sobre de él, volteo a vernos y le plantó sendo beso, Isra comenzó a tener una erección que no alcanzaba a ocultar su boxer, al terminar el beso Sofi se giró para tomar su lugar en el círculo e Isra le dio una nalgada, todos exclamamos un guau!

Turno de Isra, giro y la botella apunto a Sofi, tu castigo será que te quite el pants, Sofi comenzo tambien a negarse y a pedir otro giro pero los demás le negamos su alegato y tuvo que pagar, se pararon, Isra se incorporó frente a ella des anudo el cordón del pants y se lo fue bajando lentamente dejando a la vista si calzón rojo con corazoncitos blancos y una piernas flacas y blancas

Seguimos jugando girando la botella en el orden descrito María giró y me tocó castigo a mi, chupaselo a mi hermano dijo, yo le dije que no y sentí como se me subía el calor, Juan se puso de pie y yo me negaba pero Maria y Paco me tomaron de los brazos y me llevaron a donde estaba Juan, yo me hinque, el se sacó el pene que ya empezaba a crecer, yo me resistía pero Maria me tomo la cabeza y me la empujo hacia su hermano -Ya le dije, esta bien lo voy a hacer- y lo tomé en mi mano, me le quedé viendo nunca había hecho eso, pero lo había visto en las pelis y revistas, acerque mi boca, le pase la lengua alrededor y me lo metí, primero la puntita y poco a poco más adentro, comencé a hacer movimientos adelante y atrás y lo chupaba como si fuera paleta, el pito de Juan palpitaba y yo sentía como se hacia mas gordo en mi boca, pasaron los 2 minutos de castigo, juan tenía los ojos cerrados, me la saque de la boca, le di 2 o 3 jaladitas y me fui a mi lugar, la botella siguió girando generando castigos cada vez más subidos de tono

Isra castigo a Sofi masturbandola, metiendo la mano bajo el calzón, ella gemía, él le sobaba los labios y el clítoris. Paco giro y le tocó castigarme, María dijo que me quitara los calzones, Isra metió las manos bajo mi falda, al subirlas fue poniendo al descubierto mis piernas, tomó mis calzones blancos y me los bajó despacio, Juan puso cara de celos y excitación, al llegar a los tobillos levante un pie para que los sacara y luego el otro, Paco los olió y yo se los arrebate apretandolos en mi puño

Sofi tuvo que besar a Paco, Isra castigo a Maria besándole el cuello y la espalda, yo perdí y me ordenaron chupar las tetas a Sofi, Isra me volvió a castigar me pusieron con las manos en el sillón levantó mi falda, recuerden que no traía calzones y me agarro a nalgadas, Paco giro y el castigo fue a María, ya todos calientes por tanto beso y toqueteo Isra le dijo Paco metesela, María volteo la mirada a Isra luego a Paco, los demás coreanos un si, si, si, si, María puso cara de lujuria, se paró y nos sirvió otro tequila a cada uno como para agarrar valor

Puso sus manos en el trinchador ofreciendo su trasero, Paco se acercó, todos estábamos expectantes, le levantó la falda dejando ver sus calzones negros con encajes rojos, se los bajó, sus nalgas morenas y redonditas quedaron a la vista de todos, igual que las mías cuando Paco me levanto la falda para darme las nalgadas, se bajó el pantalón los calzones, traía el pito erecto, le separó las piernas como si fuera policía y le fuera a hacer una revisión, María volteaba y nos veía como no creyéndolo, Paco doblo un poco las rodillas, dirijo su pene con la mano e hizo un movimiento de cadera echándola hacia atrás y de repente sin avisarle la embistió con fuerza, Maria hiso cara de dolor y exclamo un ¡hay! una, dos, tres, cuatro veces, a cada embestida Maria exclamaba un grito, Isra y Juan comenzaron a aplaudir como marcando el tiempo de cada metida, eran lentas, metía se quedaba un rato adentro, sacaba y volvía a embestir con violencia, las palmadas se fueron haciendo más rápidas al igual que las embestidas de Paco, María que se quejaba, pronto cambió sus gritos por gemidos, todos nos calentamos, terminaron los 2 minutos Paco se safo y se volteo a nosotros levantando los brazos en tono de victoria, por su pene escurría semen, se escuchó el grito de los hombres celebrando la cogida de Paco María,

Maria se agacho para subir sus calzones y acomodar su falda, tenía lágrimas en los ojos y una de ellas se deslizó por su mejilla, corrí a abrazarla diciéndoles que el juego había terminado

-Estas bien?- le pregunté, María asintió con la cabeza pero me dijo -Odio que me trate como Puta-

En cierta manera creo que la vida le estaba cobrando que nos pervirtiera, ella tenía 18 y nosotros todos los que éramos amigos teníamos 3 años menos, Paco a pesar de ser menor a ella siempre la trato como su Puta, pero Maria si quería bien a Paco

Colaboración: Ale Moon

No olviden dejar sus comentarios y valorar el relato