Por fin: la chica de mis sueños. La que humedece mi coño

Cuánto tiempo tiene que pasar para olvidar un amor incontrolable, incondicional….. Todo comenzó en una época muy amarga para mí estaba pasando por una situación sentimental en el cual parecía que no tenía fin, me preparaba para ir a la universidad octavo semestre de veterinaria un sueño que pensé que …

Me pase de putica: una colegiala con el fontanero

Se llamaba Salvador, pero hacía poca gala a su nombre, porque rara vez llegaba a tiempo. Era un hombre más bien rudo, aunque bastante atractivo, con el pelo cano y la piel muy morena, tostada por el sol de justicia del que gozamos en mi tierra. Trabajaba como albañil y …