Dejándome llevar por Don Bruno, el casero

El relato que os voy a contar sucedió ya hace mas de 5 años,

Me llamo Lucia, tengo, treinta y nueve años, maestra de escuela infantil, soy pequeñita, mido un metro y sesenta cm, peso cincuenta y seis Kg. Pelo corto de color castaño,

Pechos pequeños y trasero en proporcion a mi cuerpo, cuando me pongo los Jeans ajustados, mi marido dice que tengo un culete respingon J.

Mi marido se llama Andrés tiene dos años mas que yo.

Nos fuimos a vivir a un pueblo de la periferia de la ciudad, alquilamos un piso en una casa de dos plantas y un sotano.

En el primero vivía D. bruno, un viejo solteron de 72 años, el cual había sido funcionario de correos, un gordo de unos 90 Kg. Su cara rechoncha, rojiza y sudorosa, nariz corta y achatada con grandes fosas nasales de las cuales siempre le salen una especie de moquillo, orejas llenas de pelo y calvo, con unos pocos pelos largos sin cuidar y cuello gordo lleno de arrugas rojizo sin arreglar, con una barriga que parece estar de nueve meses de embarazo y sus manos pequeñas con dedos cortos y rechonchos con uñas poco cuidadas, su aspecto es repugnante.

En la segunda planta vivíamos Mi marido y yo, junto con nuestros dos hijos, de siete y cinco años.

Con lo que teníamos ahorrado le dimos a D. Bruno por adelantado una fianza de tres meses. Con la esperanza de encontrar trabajo y poder seguir pagando el pisito, que aunque pequeño no estaba mal.

Mi marido al poco tiempo encontró trabajo como autónomo, vendiendo productos de cosmética. por lo que tenia que viajar con frecuencia por toda España, había veces que se pasaba mas de dos días sin venir por casa.

Cuando todo parecía ir bien la cosa se complico, una noche al volver a casa, mi marido por el cansancio se quedo dormido y se salio de la calzada, y el coche quedo sinistro total, que al ser la herramienta de trajo de mi marido, tuvimos que comprar otro por una financiera que aunque de segunda mano era casi nuevo, abonamos la cuota inicial y el resto a pagar en veinticuatro meses, por lo que no podíamos pagar el alquiler del piso a D. bruno, mi marido se lo dijo y no puso problemas, con tal que se lo pagase el siguiente mes, el mes siguiente hizo pocas ventas y entre la letra del coche y otras cosas no nos quedaba para el alquiler del piso, ya eran dos mensualidades las que debíamos, no había problemas, teníamos pagadas tres por adelantado, si la próxima la podíamos pagar podíamos seguir en el piso pagando cuotas atrasadas, D. Bruno empezó a protestar , pero al final acepto con tal de que se lo pagásemos.

El mes siguiente no fue mejor, todo se complico, mi marido hablo con D. Bruno, pero este cansado ya le dijo a mi marido que si no podía pagar tendremos que irnos del piso, mi marido le ofreció que yo podía trabajar para el limpiándole el piso lavándole la ropa, planchando y haciéndole la compra, lo que necesitase, hasta que pudiésemos pagarle, D. Bruno se lo pensó y le dijo, que lo mejor era que yo fuese hablar con el y ver lo que podía hacer, quedaron que al día siguiente después de llevar a los chicos al Cole me pasaría por su piso.

Nos acostamos temprano estábamos cansado había sido día de mucho estrés, en la cama comentamos que es lo que yo podía hacer para D. Bruno, mi marido en forma de broma dijo, que lo mismo quería que le hiciese unas pajillas, nos reímos a carcajadas, yo digo que asco solo de pensarlo me dan arcadas, de pronto mi marido me dice, como crees que la tendrá, el que le pregunto, que va a ser la Polla, lo cual le respondo sin lavar seguro jalaj, nos reímos,

No en serio, crees la tendrá muy grande? La tendrá como su nariz corta y rechoncha jajajaj, con esto yo me empecé a excitar y a mi marido se le empezó a notar un bulto bajo el pijama, le cogi con la mano y simulando asombro de digo, te estas excitando?, te excita pensar chupándosela a ese viejo gordo?, no se que me ha pasado, debe de ser el morbo, pues piensa chupandosela tu, haber si te da? nos reimos, la verdad que si no fuese tan repugnante don Bruno , a mi también me habria dado un poco de morbo, le meti mano debajo del pijama, estaba completamente empalmado, te la voy a menear pensando que eres don Bruno, me rei, mi marido tambien se rio y me dejo hacer, yo también me empece a escitar, terminamos aciendo el amor, aunque esta vez lo hicimos un poco mas salvaje, era diferente a las otras veces, notaba como la metía con dureza, como si fuese una autentica puta, yo me excitaba pensando que era D. Brumo el que me estaba follando por detrás, le digo y si D. Bruno dice que quiere follarme que hago? Me respondió pues que te folle y me la metido hasta el fondo, le pregunto, y si quiere metermela por el culo? saco la polla del coño y me la metio en el culo de un golpe, preguntandome por aquí? si por ahí, nunca me la habia metido en el culo, me dolio un poco, al mismo tiempo que tuve un orgasmo como nunca habia sentido, y note como el se corría al mismo tiempo que lo hacia yo.

Nos costo dormir esa noche pero al final quedamos rendidos y nos quedamos dormidos.

Por la mañana del día siguiente my marido se levanto temprano desayuno y como siempre me dio un beso y se marcho, sin decir nada, yo aun tenia tiempo y me quede un poco mas en la cama, pensando que después de llevar a los chicos al Cole debía pasar a ver a D. Bruno, pensé en lo que habíamos hablado, y si lo que quería es que le masturbase? Como debería reaccionar, lo mismo lo que quiere es follarme, como tendría la polla D. Bruno, con estos pensamientos comencé a excitarme,comencé acariciarme pensando en la polla de D. Bruno metiéndomela, al mismo tiempo que me daba asco me excitaba mas y mas pensando chupandole la polla, hasta correme como nunca lo habia hecho.

Me levante me di una ducha, pensando que debería ponerme para ver a D. Bruno, bueno ya lo pensaría después de venir de llevar a los chicos al cole, hice el desayuno, levante a los chicos para llevarles al cole como siempre, hacia una calida mañana de primavera, un sol radiante y una suave brisa, con una fragancia a flores de azahar de la avenida, y pajarillos trinando, si no fuese porque tenia que ir a casa de D. Bruno me pondría la faldita corta estampada y la blusa blanca que tambien me queda , y me iría al parque a pasear, me dije bueno me lo puedo poner igual aunque sea para que me vea el asqueroso de D. Bruno, al pensarlo me empecé a excitar, y el tanga o las braguitas? Si me pongo el tanga iría casi desnuda, no mejor las braguitas, cada vez me iba excitando mas, se me estaba humedeciendo hasta el pantalón del chándal, que llevaba puesto, y que zapatos me pongo?, los de tacón alto de aguja?, no así no parece que iría a trabajar, mas bien parecería una puta, Umm una puta me excita, unos coloretes y de pintalabios el Rojo pasión, si así si parecería una verdadera puta, jajaj me reí para mis adentros, cada vez me sentía mas excitada, bueno ya estamos llegando a casa, se acabo las fantasías ahora a ver al asqueroso D. Bruno con chándal y zapatillas de trabajo, que menuda de mierda tiene que tener para limpiar, entre en casa, a prepararme para la faena que me esperaba, me cambien las deportivas por las de casa, dispuesta a bajar, fui al lavarme las manos y peinarme un poco, cuando lo estaba haciendo me dije porque no un poco de colorete? Pero que ni se note, un poco de cacao en los labios, jajajaj me acorde y el rojo pasión? Jajja sin darme casi cuenta me estaba pintando como si fuera a un club de alterne, me estaba excitando otra vez, sin darme cuenta me estaba poniendo la faldita corta que tanto me gustaba me cambien de braguitas por unas diminutas, y la camisa blanca que también me quedaba, sin sostén, un poco de perfume, y unos zapatos que aunque no los de aguja, toda nerviosa como soñando cogí el bolso tome aire y ahí vamos:

Bajando los doce escalones que separaban mi piso del de D. Bruno, uno a uno como en sueños, sin darme cuenta, me encontré ante su puerta con el dedo puesto en el timbre sonando, de repente la puerta se abrió, me asuste no sabia que estaba sucediendo, allí estaba D. Bruno aquel viejo gordo seboso con una bata vieja y sucia, pasa, pasa, cuanto has tardado, pensaba ya no vendrías,

Entre y oigo como la puerta se cerraba tras mía, como entre sueños, le digo, D. Bruno por donde empiezo, tranquila mujer, no tengas tantas prisas, me dijo, siéntate un momento mientras hablamos, me indico la silla donde debía sentarme , me senté despacio con cuidado para que no quedase a la vista de D: Bruno nada, casi imposible lo conseguí y el se sentó en el sillón justo en frente, con una sonrisa lasciva comienza diciendo esta la señorita muy guapa, yo diría radiante como el día que a amanecido, asentí con la cabeza sin decir palabra, continuo diciendo aquí tengo el recibo de uno de los tres meses que me deben, si Vd. Quiere puedo posponer su cobro, a cambio tendrá que hacerme unos trabajillos, A eso he venido D. Bruno, ya se nota ya, como vera pone pagado, solo le hace falta el sello, que si Vd. Quiere lo podemos poner juntos, esta bien le dije, no me estaba dando cuenta de lo que quería D. Bruno, me dice podía levantarse y traerme un vaso y el whisky? Esta en ese mueble, me indico, estaba un poco alto y no alcanzaba, dándose cuenta D. Bruno , me dice puede subirse a ese taburete,

así lo hice, cuando me gire vi como me estaba mirando las piernas, bueno casi las bragas diría yo, la falda era muy corta, también me indico donde había unas pastillas, eran azules, serán viagra? Tomo un poco de whisky y una pastilla y se lo trago, bueno ya esta casi todo preparado comenzo diciendo, vamos allá, de pronto veo como se abre la bata, no llevaba nada debajo, con una de sus manos estaba acariciando una enorme polla, con unos grandes huevos colgando, nunca habiha visto nada igual, solo en peliculas, me quede petrificada, sin poder moverme de la silla y salir corriendo, ni pronunciar una sola palabra, solo mirando como aquel viejo asqueroso bañado en sudor y cara de loco movía su mano arriba y abajo en aquella enorme polla, sin darme cuenta me había quedado con las piernas un poco abiertas y se me podían ver las braguitas, donde no quitaba mirada, las cerré por instinto, pero me hizo un gesto para que las abriese, y así lo hice, de pronto veo como el ritmo de su mano comenzó a bajar, por su mano chorreaba una especie de leche espesa y amarillenta, se había corrido el muy cabron, de pronto salí de mi estado de ensueño, cogí el bolso para marcharme, cuando iba abrir la puerta oigo a D. Bruno decir, no se te olvida algo? Yo pensaba en lo peor, y dice no te llevas el recibo?, vaya se me había olvidado que era a lo que había ido, me volví para recogerlo, ví como lo tenia en la mano y se estaba limpiando el semen con el, con asco me acerque para cogerlo por alguna párate no estuviese pringado de semen, imposible, lo cogi con asco y me marche corriendo de aquel lugar.

Ya en casa me serví una copa de whisky con cola y me tumbe en el sofá para relajarme, no me podía quitar de la cabeza aquella gran polla con esos huevos colgando, al poco tiempo con el efecto del alcohol y los recuerdos, me estaba excitando, como me puedo excitar con un viejo asqueroso? pense, Aquello iba a mas deslice una de mis manos hasta mi entrepierna, estaba toda mojada, y tenían una especie de hinchazón por dentro, poco a poco empecé a acariciar mi coño, estaba excitadísima, necesitaba meter algo en mi coño, fui a la despensa a ver lo que tenia, encontre unos platanos que habia comprado el dia anterior, cogi uno y volvi al sofa, comence a introducirmelo en el coño, almismo tiempo me introducia un dedo en el culo, me estaba corriendo ahh que placer, pasados unos minutos seguia excitada, pensaba en la polla de D. Bruno, y deseaba tener aquella enorme polla dentro de mi no podía apartármela de la cabeza, me estaba corriendo otra vez, ahhh, ahhh una y otra vez, tuve cuatro o cinco orgasmos antes de quedarme relajada.