Solo un dedo, eso fue suficiente para hacerla correr varias veces. Gracias a que perdí una apuesta tuve la mejor experiencia del mundo, un trio con mi mujer y su mejor amiga

Retiré  suavemente  la sábana con mi dedo pude observar su cuerpo completamente desnudo, sus manos intentaban cubrir sus blancos pechos y su sexo Llevé mi dedo a sus labios, su boca se dejó llevar y se abrió, sus ojos tapados con esa venda la ayudarían a sólo sentir, sin verme.. …